Tratamiento para la bronquiolitis

Rate this post

La bronquiolitis es una enfermedad que ya conocemos bastante bien y casi todos los niños la han tenido, tanto así que es posible bromear con ‘Si no tuviste bronquiolitis, no tuviste infancia’ Sin embargo este catarro de las épocas de invierno muchas veces puede durar unos meses y complicarse un poco, para esto es necesario usar tratamiento para la bronquiolitis.

El daño de los bronquios es más que un catarro o una gripe, aunque comienza de esta forma, si no se trata los síntomas pueden ir empeorando y generar cuadros delicados. La bronquiolitis suele originarse en niños pequeños en las temporadas más frías.

Aunque sea muy parecido a un resfriado o a una gripe, la bronquiolitis puede ser peligrosa y requiere cuidados y tratamientos especiales para poder curarla rápidamente y evitar que siga creciendo.

¿Qué es la bronquiolitis?

Al respirar, el oxígeno que inhalamos pasa por la laringe y la tráquea hasta llegar a los pulmones pasando por los bronquios. Los bronquios son conductos que se ramifican en unos más pequeños, llamados bronquiolos, luego de los bronquiolos se termina en los alvéolos que son como pequeñas bolsas de aire.

El cuerpo posee unos trescientos millones de alvéolos en cada pulmón, los cuales se encargan de intercambiar el oxígeno y el dióxido de carbono.

Cuando ocurre una inflamación en los bronquios se denomina bronquitis, porque los tubos que conectan la tráquea y los pulmones se inflaman llenándose de mucosidad, evitando la circulación del aire y provocando dificultad para respirar y pitidos al hacerlo.
Muchas veces se suele confundir la bronquitis con la bronquiolitis.

Cuando ocurre una inflamación en los bronquiolos se denomina bronquiolitis, los bronquiolos son la parte más delgada y fina del árbol o conducto bronquial. Los síntomas son muy parecidos a los de la bronquitis.

En forma general, también es fácil confundir una bronquitis, una bronquiolitis y un resfriado o catarro. El catarro o resfriado es una infección vírica de las vias altas, es decir, la faringe y la cavidad nasal, mientras la bronquitis y bronquiolitis afecta la zona baja de las vías respiratorias, la zona bronquial.

Existen varios tipos de bronquiolitis, aunque la más común es la bronquiolitis aguda o infecciosa. Es producida por los mismos virus que el resfriado y la gripe, por lo general el VSR, la parainfluenza y el adenovirus.  Por eso, suele ocurrir luego de un catarro o resfriado común, es basicamente la gravedad de uno de esto, cuando el virus alcanza a llegar a la zona baja del sistema respiratorio.

Para que el virus logre alcanzar los bronquios o los bronquiolos, el sistema debe ser bastante débil y vulnerable, por eso los que están en mayor peligro son los bebés y niños menores de 2 años. El 70% de los bebés han sufrido de esta enfermedad antes de su primer año de edad, según estimaciones. Aunque también es posible contraerla durante la adultez.

Síntomas y tratamientos para la bronquiolitis

Una vez el virus que ocasione la bronquiolitis se aloja en los bronquiolos, se comienzan a observar los síntomas, entre ellos todos muy parecidos a los síntomas de una gripe o resfriado. Sin embargo, hay algunos síntomas que aparecen sólo durante esta enfermedad.

Los síntomas de la bronquiolitis son

  • Sibilancias
  • Problemas para respirar
  • Sensación de presión el el pecho
  • Tos seca
  • Mucosidad
  • Flemas
  • Dolores leves de cabeza
  • Malestar general
  • Fiebre.

Aunque los sintomas varian en cada persona y pueden presentarse o no, así como también pueden variar su nivel según cada quien, en general cuando se observan es necesario acudir a una valoración médica para que un doctor realice un diagnóstico y pueda descartar gripes o alergias. Así como también pueda realizar los exámenes necesarios para confirmar que se trata de una bronquiolitis y asigne un tratamiento adecuado.

El tratamiento depende de la edad del paciente, el nivel de molestia de los síntomas y en qué gravedad de encuentre la bronquiolitis.

El tratamiento para la bronquiolitis no suele requerir antibióticos por ser de causa vírica, es decir, por virus. Sin embargo, el médico puede recetarlos cuando considere un riesgo de sobreinfección con bacterias.
Mayormente se tratan los síntomas y no se ataca el virus, ya que, el sistema inmunitario es capaz de eliminarlo. Los medicamentos que se pueden usar son antitérmicos para la fiebre incluyendo el paracetamol, también para la gripe o tos se puede tomar cloperastina.

Aunque, además de un tratamiento con medicinas, existen algunos consejos que pueden formar parte del cuidado durante una bronquitis o bronquiolitis para controlar la enfermedad, evitar que se alargue o que empeore y calmar los síntomas.

¿Qué hacer cuando tienes bronquiolitis?

Además de ir al medico y tomar los medicamentos prescritos, los pasos a seguir para una excelente recuperación son

  • Beber mucho líquido, lo que ayudará a diluir el moco y expulsarlo más fácilmente
  • Evitar el tabaco, el fumar o estar en ambientes con humo puede interferir con la recuperación del sistema respiratorio..
  • Comer miel o aloe vera, desde caramelos a comidas con estas dos cosas pueden ayudar en gran medida a eliminar la irritación en la garganta.
  • Succionar los mocos, si el cuerpo produce gran cantidad de mocos, lo mejor es expulsarlos constantemente para ayudar al cuerpo a liberar el virus.

A pesar de que los casos de bronquiolitis suelen mejorar sin tratamiento luego de unas semanas, si se sospecha que hay una infección bacteriana, se pueden recetar antibióticos para evitar que llegue a un problema mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies